Temática y objetivo

Desde sus inicios, la preocupación más importante de la Revista ha sido la música nacional, informando para Chile y para el exterior lo que ocurre en nuestro medio, siendo su tarea principal generar y mantener un espacio para la musicología nacional, la que se apoyó y se apoya en la Revista Musical Chilena, volcándose en sus páginas un altísimo porcentaje de la producción musicológica del país. Prácticamente todos los especialistas nacionales han colaborado con la Revista, y si se analizan los Índices de la misma, aparecen desde su fundación los aportes de nuestros investigadores. Dado el enorme número de éstos, se recordará sólo a un grupo de ellos, los que más han ayudado a nuestra publicación en sus 63 años de vida: Pedro Humberto Allende, Luis Advis, Miguel Aguilar, Juan Allende-Blin, Jorge Aravena, José Vicente Asuar, Lina Barrientos, Raquel Barros, Carlos Botto, Gustavo Becerra-Schmidt, Ramón Campbell, Samuel Claro, Miguel Castillo-Didier, Juana Corbella, Manuel Dannemann, Roberto Falabella, Fernando García, Pablo Garrido, Juan Pablo González, Ernesto González Greenhill, Inés Julia Grandela, María Ester Grebe, Cristián Guerra, Silvia Herrera, Federico Heinlein, Carlos Isamitt, Carlos Lavín, Tomás Lefever, Alfonso Letelier, Margot Loyola, Luis Merino, Mario Milanca, Guillermo Marchant, Jorge Martínez, Gabriel Matthey, Juan Orrego-Salas, Eugenio Pereira Salas, Carmen Peña, José Pérez de Arce, Daniel Quiroga, Carlos Riesco, Sergio Rojas, Víctor Rondón, Agustín Ruiz, Vicente Salas Viu, Domingo Santa Cruz, Denise Sargent, Carlos Silva, Mario Silva, Rodrigo Torres, Christian Uribe, Jorge Urrutia Blondel, Alejandro Vera, Santiago Vera Rivera y Cirilo Vila.

A lo anterior hay que agregar que la Revista Musical Chilena ha tratado de incentivar la participación, no sólo de los investigadores musicales, en los múltiples problemas que atañen a la música, sino que también de los compositores, intérpretes, pedagogos, etc., mediante el tratamiento en sus páginas de tales problemas. Esto se ha logrado plenamente al crear las secciones "Tribuna" y "Documentos". Asimismo, la Revista se ha preocupado del desarrollo de la danza,, invitando a especialistas a escribir en ella, habiendo colaborado los principales expertos chilenos en la materia, tales como Patricio Bunster, Malucha Solari, Octavio Cintolessi, Yolanda Montecinos, Raquel Barros y otros, que han tratado temas de la danza escénica y de la danza folclórica. Varios de esos artículos se incluyeron en un número especial titulado La danza en Chile -declarado por el MINEDUC como material de apoyo para la educación escolar-, que contó con el financiamiento del Consejo Nacional del Libro. Con igual financiamiento, se publicó el libro Evolución de la danza profesional clásica y contemporánea en Chile, de la Dra. María Elena Pérez, académica de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile.